TRATAMIENTOS ELIMINAR Y QUITAR EL ACNE

 

Los tratamientos para combatir, quitar o eliminar el acné pretenden no sólo eliminar todo rastro de barros, espinillas y comedones sino también evitar que queden cicatrices después.  Para entender como funcionan estos tratamientos, es importante comprender cuáles son las causas que originan el acné.  Los tratamientos de acné funcionan de la siguiente forma:

  • Reduciendo la cantidad de sebo (grasa) que producen las glándulas sebáceas.
  • Combatiendo las bacterias que infectan los folículos obstruídos.
  • Reduciendo la inflamación.

Cuando se padece de acné, es recomendable acudir a un médico especialista o a un dermatólogo para que pueda diagnosticar cuál es el tratamiento más adecuado acorde al tipo de acné que se tiene y a las características de la piel de la persona. La importancia que le da el paciente al acné también es un factor importante a tener en cuenta para determinar el tratamiento que se llevará a cabo. Si el acné afecta mucho al paciente social, psicológica y emocionalmente, puede ser conveniente intentar un tratamiento más fuerte que se adapte a las expectativas del paciente y le quite la ansiedad de padecerlo.

A continuación especificamos  los tratamientos más comunes que se pueden aplicar para quitar, curar o eliminar el acné.  Estos tratamientos pueden ser de uso oral o de uso tópico (aplicación directa sobre la piel afectada):

  • Tónicos y lociones para la cara. Estos productos están pensados para eliminar el exceso de grasa en el rostro. Además suelen ayudar a mantener la piel limpia y libre de impurezas.  Estas lociones se suelen utilizar en los casos de acné más leves.
  • Antibióticos administrados por via oral. Los antibióticos se suelen administrar en casos de acné que van de moderado a severo y se utilizan para combatir la inflamación y reducir la presencia de bacterias.
  • Otros medicamentos por vía oral. En los casos de acné más severo se suele suministrar algún medicamento por vía oral que ayude a disminuir y regular la aparición de acné. Estos medicamentos suelen ofrecer mejores resultados que las cremas o lociones que se aplican en la zona afectada. En algunos casos, se puede combinar el uso de alguna crema con el consumo de medicamentos.
  • Medicamentos con Isotretinoína. Los medicamentos con Isotretinoina (Roacutan o Accutane) se usan para combatir el acné en los casos más severos. Estos medicamentos suelen resecar toda la piel, pero es la más efectiva para quitar el acné. Se trata de un medicamento muy efectivo para combatir el acné, pero EXIGE ser controlado muy de cerca por un doctor ya que puede causar unos efectos secundarios que pueden ser graves.
  • Medicamentos que contengan una alta concentración de Vitamina A o Retinol.
  • Antibióticos tópicos. Se trata de cremas que se aplican directamente sobre la piel e incluyen un componente que ayudarán a la disminución del acné. Se aplican directamente sobre la zona afectada.
  • Otros procedimientos cosméticos:  La dermabrasión (quitar las capas superficiales de la piel) o el peeling también pueden ayudar a solucionar, combatir, quitar o reducir la presencia de acné en el paciente.
  • Láser y otras terapias de luz:  Los tratamientos láser pueden afectar las capas interiores de la piel sin afectar la superficie.  El láser daña las glándulas sebáceas haciendo que produzcan menos sebo (grasa).  Otras terapias basadas en la luz atacan directamente a las bacterias.
  • Remedios naturales o caseros. Existen todo tipo de trucos y remedios que se pueden aplicar de forma natural sin necesidad de receta médica, pudiendo dar buenos resultados. Es muy probable que los resultados varíen mucho según la persona y del tipo de acné que se tenga.
  • El uso de geles especiales para acné con peroxido de benzoyl o geles con componentes más naturales como el aloe vera ayudarán a combatir el acné y aliviarán el dolor de quién lo padece.