TRATAMIENTO CON RETINOL

El Retinol es Vitamina A.  Los medicamentos que contienen Retinol (vitamina A), en concentración suficiente,  se suelen utilizar para curar el acné y se venden únicamente con receta. Estos medicamentos secan los granos ya existentes y previenen la aparición de granos nuevos. Cuando se esta siguiendo un tratamiento con Retinol no se recomienda exponerse al sol ya que este medicamento puede generar un exceso de pigmentación y por lo tanto podrían aparecer manchas en la zona afectada.

Según la cantidad de Retinol que contenga el medicamento, variará el resultado final que se obtenga. Muchos productos cosméticos o cremas de belleza también tienen Retinol entre sus componentes ya que este producto también se utiliza para eliminar las arrugas, alisarla y mejorar su aspecto. Sin embargo, este tipo de productos suele tener una concentración muy baja de Retinol y por tanto no sirven para combatir el acné. Para lograr eliminar o disminuir el acné se requiere que tenga una concentración importante de Retinol para que el medicamento pueda conseguir la exfoliación profunda de la piel.

La principal desventaja de este tratamiento es que puede provocar que la piel se vuelva muy sensible y se reseque. Por este motivo, si se sigue un tratamiento con este medicamento es muy importante proteger la piel muy bien del sol. Además, algunas personas podrían experimentar ardor o enrojecimiento en aquella zona en la que se ha aplicado medicamentos con Retinol.