REMEDIOS CASEROS Y NATURALES CONTRA EL ACNE

En los casos de acné más leve se puede tratar el acné con métodos naturales para evitar recurrir al uso de medicamentos que puedan irritar la piel o provocar otros efectos secundarios.

A continuación siguen algunos remedios caseros y consejos prácticos que se pueden implementar para reducir o eliminar el acné.

  • El vapor o la aplicación de compresas calientes sobre la zona afectada aceleran la curación.
  • En muchos casos, la cáscara de naranja ha demostrado ser útil para reducir el acné. Se puede utilizar rayando la cáscara y mezclándola con un poco de agua o leche para aplicarla más fácilmente sobre la zona afectada.
  • Pasar un diente de ajo sobre la zona afectada suele ayudar a disminuir los granos y comedones.
  • El zumo de limón también es bueno para eliminar o disminuir el acné. La aplicación del zumo de limón diluido con agua durante varios días sobre la zona afectada ayudará a ir disminuyendo gradualmente la cantidad de acné.  Si va a hacer esto, es muy importante no tomar el sol porque puede producir quemaduras y dejar marcas en la piel.
  • La menta es otro elemento de la naturaleza que ayuda a reducir o quitar el acné. Hay que machacar algunas hojitas de menta, mezclarlas con un poco de agua y dejarlas durante más de una hora sobre la cara.
  • El tomate triturado ayudará a disminuir los puntos negros y blancos. Para ello, se deberá aplicar un poco de tomate triturado o el jugo del tomate sobre la zona afectada y dejarlo durante más de media hora para que haga efecto. La nariz y barbilla son los lugares donde más se acumulan los puntos negros. Untando un poco de tomate cada día, los puntos negros  irán disminuyendo.
  • La palta mezclada con limón ayuda a aliviar los granos y comedones. Hay que aplicar esta mezcla sobre el rostro y dejarla actuar durante unos 30 minutos. No hay que exponerse al sol durante ese periodo porque el zumo del limón puede ocasionar quemaduras en la piel.
  • El aloe vera o sábila también ayuda a la curación de los granitos. Para ello, deberá cortar una hoja de aloe vera por el medio y aplicar el jugo directamente sobre la zona afectada. El aloe vera también ayudará a la cicatrización evitando que queden marcas.

Estos métodos naturales no son tan efectivos como los tratamientos y cremas especiales que le recetará su dermatólogo, pero pueden resultarle útiles si se trata de un acné leve.  En cualquier caso, es importante que siempre tenga en cuenta las recomendaciones y consejos que le damos sobre cómo prevenir el acné.