ACNE EN LOS ADULTOS

 

Mientras que es frecuente que todos o casi todos los jóvenes sufran de acné, la cifra de afectados en adultos desciende considerablemente. Menos del 10 % de los adultos se ve afectado por el acné. La mayoría de este 10 % son adultos jóvenes. Pasados los 50 años, solo alrededor del 2% de los adultos sufren de acné.

Si bien la probabilidad de sufrir de acné durante la edad adulta es mucho menor, esto ocurre. Incluso personas que no tuvieron acné durante su juventud pueden padecerlo de adultos.

También puede ocurrir que el acné aparezca durante la adolescencia y no desaparezca luego cuando la persona entra en la edad adulta y que perdure varios años más.

El acné es una enfermedad de la piel que se produce cuando se tapan los poros de la piel, generalmente debido a cambios hormonales o porque se tiene una predisposición genética a sufrirlo.

Mas allá de los factores que lo causan o de la edad en la que aparece, el tratamiento para el acné suele ser casi siempre mas o menos el mismo. En los casos de acné más severo, pueden aplicarse tratamientos más fuertes, o recibir una dosis de antibióticos más alta que si se trata de un caso más leve.

En aquellos casos en los que el acné no desaparece pasada la adolescencia, se suele acudir a un remedio mucho más eficaz como es el uso de medicamentos que contienen isotretinoina, que es el producto más eficaz para eliminar el acné.  Estas medicinas se suelen dejar como última opción debido a las reacciones adversas que producen, tales como resecar la piel en todo o casi todo el cuerpo.