Tratamiento antiacné con peróxido de benzoilo

El acné puede ser considerado uno de los pocos problemas que tienen en común prácticamente todos los adolescentes del mundo. No es un problema totalmente ambiental, no puede ser evitado por completo por la genética y no tiene nada que ver con las distintas prácticas culturales. Lo que sucede es que en un momento concreto del crecimiento, la piel humana se vuelve más propensa a la infección que causa el acné.

¿POR QUÉ APARECE EL ACNÉ?

Muchos adolescentes horrorizados harían lo que fuera con tal de no tener acné. El conocido científicamente como acné vulgaris aparece por la suma de varios factores, que incluyen:

  • La dieta.
  • El nivel de hormonas.
  • La edad.
  • La predisposición genética.

    El ambiente.

Esencialmente, el acné aparece cuando se dan las condiciones adecuadas para ese tipo de piel en concreto. Un ejemplo claro puede ser el siguiente: la persona X tiene la piel grasa. Esta persona X vive en una zona húmeda y acaba de cumplir 14 años. Repentinamente, la persona X tiene un brote de acné.

Si uno o dos de estos factores no se hubieran dado, el acné probablemente no se habría manifestado en ese momento. De hecho, el acné apareció solo porque las condiciones le eran propicias. La persona X no tiene la culpa de tener acné, lo que ha ocurrido es que todos los factores necesarios se han conjugado para hacer que aparezca.

Hasta el estrés es un factor para que se manifieste el acné. Si tenemos una piel perfecta a los 15 años y repentinamente el acné cubre nuestra cara en cuestión de días en un momento de mucho nerviosismo (por ejemplo, un cuatrimestre especialmente duro en la Universidad), lo que ha ocurrido es bastante obvio.

UN TRATAMIENTO CONOCIDO – EL PERÓXIDO DE BENZOILO

No hay ningún tratamiento perfecto contra el acné. Las cremas, las pastillas y otras sustancias químicas simplemente ayudan a que se cure la piel infectada. El resto del proceso de curación depende de cada persona y de su sistema inmunológico.

El peróxido de benzoilo lleva unos 25 años en el mercado para mejorar los síntomas del acné. Aunque este producto químico no se produjo en un principio para tratar el acné, muchas personas en el mundo empezaron a comentar sus propiedades curativas. Sin embargo, cuando usamos peróxido de benzoilo debemos tener cuidado.

Por ejemplo, si tratamos nuestra piel con este producto y luego nos exponemos al sol, podríamos provocar la aparición de tumores. Aunque todavía no se ha probado una relación directa, lo mejor es tener mucha precaución. Si vamos a usar este tratamiento, no debemos exponernos al sol inmediatamente. Es conveniente lavarse bien la cara antes de salir al exterior.

Esta precaución es extensible al uso de cualquier producto que lleve entre sus ingredientes el peróxido de benzoilo, como ocurre con muchas cremas antiacné, ya que nos exponemos al mismo riesgo que si usáramos este químico sin diluir. Como siempre, es mejor prevenir que lamentar.

Comments are closed.