Tomate para el acné

Hace algunos años, la gente empezó a usar el tomate para mejorar su acné – y a día de hoy las compañías han comenzado a producir nuevas líneas de limpiadores faciales basadas en esta planta para aliviar los síntomas del acné vulgar. Usar una variedad orgánica es más efectivo, pero a día de hoy las compañías animan a la gente a probar sistemas completos que tratan el acné paso a paso.

Los sistemas anti-acné tratan el problema de forma sistemática, introduciendo numerosos químicos en la piel. Estos agentes han sido seleccionados para romper el sebo endurecido, limpiar los poros obstruidos y disolver otros compuestos indeseados presentes en la piel. El objetivo es vencer al acné y que empiece a desaparecer en cuestión de semanas.

Tomates contra el acné.

Los tomates son uno de los productos orgánicos más utilizados en los tratamientos anti-acné. Combinados con antibióticos, estos sistemas probablemente aceleren el proceso de curación y minimicen la inflación y las infecciones.

La regeneración celular es clave para estos sistemas anti-acné, que buscan siempre el crecimiento y la reparación de las células y del tejido de las áreas afectadas. Como el acné rompe la superficie de la piel, la regeneración celular se centra en curar estas heridas.

Estos sistemas tienen varias similitudes en relación a los ingredientes que utilizan. Por ejemplo, los jabones tienen como base ingredientes tales como el limón y, por supuesto, el tomate. Otros ingredientes incluyen avena y extractos de la uva. Estos jabones limpiadores se usan para ablandar el sebo que tapona los poros de la piel.

En cuanto a los productos exfoliantes, las compañías suelen decantarse por el albaricoque y otros compuestos exfoliantes. Las cremas en sí son suaves, porque la exfoliación se hace con mucho cuidado, sin usar texturas rugosas.

El siguiente paso después del peeling es acelerar la curación del acné. El peeling elimina las células muertas, los depósitos de aceite y la suciedad de la superficie del rostro. Para muchos sistemas anti-acné, esto supone el inicio real del proceso. Los compuestos a base de tomate son muy usados para lograr una exfoliación natural. La piel vieja se seca y se cae sin provocar dolor.

Pero, ¿cómo logran estos sistemas abrir los poros obstruidos para limpiarlos de una forma más efectiva? Hay dos maneras de hacerlo: bien usando un “catalizador” que relaja o calma la piel de forma química o aplicando calor en las áreas afectadas mediante el uso de vapor. De esta forma, los poros se abren y, cuando esto sucede, es mucho más fácil eliminar las impurezas desde el exterior.

Una vez que se ha terminado la limpieza, se suele aplicar una loción de mantenimiento. Los componentes tradicionales de estos productos son el peróxido de hidrógeno y el peróxido de benzoilo. Suelen estar mezclados con las lociones por sus propiedades antibacterianas y su capacidad de llevar oxígeno a capas profundas de la piel, ayudando así a eliminar las bacterias anaeróbicas.

Comments are closed.