TIPOS: COMEDONIANO, NODULO QUISTICO Y PAPULO PUSTULOSO

El acné se puede presentar en diferentes grados de evolución (que van desde los más leves a los más severos) y en diferentes formas.

Los tipos de acné mas conocidos son:

  • Acné comedoniano: Este tipo de acné se caracteriza por la aparición de comedones, comúnmente llamados puntos negros o puntos blancos. Los comedones se crean en los folículos capilares, cuando los folículos capilares se cubren y se taponan con secreciones de sebo, acumulación de células muertas y la acción de las bacterias.  Cuando los comedones se encuentran abiertos en la superficie de la piel, tienen un aspecto negro, por ello se llaman puntos negros.  Cuando se encuentran cerrados hacia el interior, son blancos y son ligeramente rojizos.  Estos puntos negros no llegan a transformarse en granos o pústulas. El punto negro o blanco es lo que tapa el poro pero no llega a producirse inflamación en la zona, ni retención de pus en su interior. Este tipo de acné suele aparecer con mayor frecuencia en el inicio de la adolescencia. Se trata de un tipo de acné de grado leve, que no suele dejar marcas permanentes en la piel.
  • Acné pápulo pustuloso: este tipo de acné se puede presentar en diferentes grados, que van desde acné leve hasta el acné más grave. Se caracteriza por la aparición de pápulas y pústulas, es decir, granos e inflamaciones con pus en su interior, en el interior del folículo capilar. Generalmente empieza como un caso de acné comedoniano que no se trata adecuadamente. Los puntos negros evolucionan y se convierten en granos e inflamaciones con pus. Esto quiere decir que además de los comedones, los poros se obstruyen, inflaman y se enrojece toda la zona. Cuando este tipo de acné solo ha alcanzado un grado leve, se pueden percibir muchos comedones, algunas inflamaciones, y algunos granos con pus. Cuando este tipo de acné evoluciona y pasa a ser grave, los granos con pus pasan a cubrir casi toda la zona afectada.
  • Acné nódulo quístico: Este tipo de acné es el más severo y consiste en inflamaciones dolorosas bajo la superficie de la piel.  En estos casos, la infección se encuentra profundamente en el interior del folículo capilar.  Este tipo de acné podría dejar marcas y cicatrices en la piel. Se reconoce por su grado avanzado. Casi toda la zona afectada se encuentra cubierta de pústulas grandes. Hay inflamación y enrojecimiento y los granos producen dolor al tacto. Cuando se tiene este tipo de acné, se suele recurrir al uso de medicamentos que contengan la droga isotretinoína. Esta droga solo se utiliza en casos extremos porque produce efectos secundarios.
  • Acne rosácea: Se suele confundir este tipo de acné con el acné común aunque se trata de un acné muy distinto a los anteriormente nombrados. Las causas que originan el acné rosácea son otras y suele presentarse más bien en mujeres mayores de 40 años.