MITOS DEL ACNE

Existen muchas creencias y mitos populares sobre el acné. En muchos casos, estas creencias sobre las causas del acné, pueden ser fundadas, aunque esto no quiere decir que sean aplicables a todas las personas por igual. Cada persona es distinta y también lo es su organismo. Lo que a una persona puede causarle la aparición de acné en otra no tendrá ningún efecto.

A continuación hemos reunido algunos de los mitos y creencias más conocidos para que puedas conocerlos y saber cuán ciertos son.

  • La comida frita y el chocolate provocan granitos. Esto es cierto hasta cierto punto. Las comidas con mucho contenido graso pueden provocar acné a algunas personas pero no a otras. Todo dependerá del organismo y de la piel de cada uno.
  • El sol ayuda a disminuir el acné. Los rayos del sol no son buenos para el acné ni para la piel en general. Lo que puede ocurrir es que el bronceado pueda disimular mejor el acné, pero no va a hacerlo desaparecer. Además, cuando se están tomando determinados medicamentos para el acné o se está siguiendo un tratamiento específico, conviene evitar el sol en la mayoría de los casos ya que favorece la aparición de manchas.
  • El maquillaje causa el acné. Al igual que con las comidas grasas, esto varia según las personas y el tipo de piel. Mientras que a algunas mujeres puede afectarles el uso de maquillaje graso, a otras mujeres no tiene porque afectarles. En cualquier caso, siempre se pueden utilizar maquillajes no comedogénicos o con base de agua. Este tipo de maquillaje no generan la aparición de acné ni siquiera en pieles grasas o con predisposición a padecer de acné.
  • Reventar los granos los hace desaparecer. Esto es absolutamente falso. Si se revientan los granos es probable que el pus se esparza generando la aparición de más granos. Además, explotar los granos ayuda a que se infecten y que puedan terminar en cicatrices. Si ya tiene granos y estos son importantes, deberá dejar esta tarea a los expertos, dermatólogos y médicos. Ellos sabrán como quitarlos sin provocar una infección ni que aparezcan cicatrices.
  • Sólo los adolescentes tienen acné. Esta creencia es falsa. Los adolescentes son más propensos a sufrir de acné debido a los cambios hormonales que se producen en su cuerpo durante esta etapa de su vida. Sin embargo, esto no significa que personas de cualquier edad puedan padecer de acné.
  • El acné aparece por tener la piel sucia. Esta creencia es también falsa. De hecho, frotarse la piel demasiado fuerte con determinados jabones podría irritar la piel y empeorar un caso de acné.  El acné aparece por causas internas como los cambios hormonales que provocan el aumento de producción de grasa de las glándulas sebáceas. La piel sucia puede empeorar el cuadro haciendo que los granos se infecten. Eso no quiere decir que las personas que tienen acné, lo tengan por no haberse lavado la cara como debían.